Luis Chataing se enseria y habla de política


Luis Chataing habló de política y de su visión de país. Para el humorista el año 2012 es histórico en 3D. Tiene temas prohibidos como la religión y las tragedias. De eso no hace chistes. "El humor tiene una particularidad, y es que siempre hiere a alguien" 

Respondió en serio. El humor que lo caracteriza lo soltó a cuenta gotas. Recorre el país con sus dos monólogos y asegura que se carga de la "desesperanza" de la gente.  "Yo parezco precandidato".

Estuvo en Maracaibo y moderó un evento de Marketing 2.0. Luis Chataing vistió de negro con zapatos de goma sucios y barba de dos días. A la audiencia la hizo reír. Es lo que mejor saber hacer, aunque sonríe poco.

Lo sacaron del lugar por la cocina del hotel. Todos querían una foto con él. Sin aires de divismo hizo muecas antes las cámaras de los teléfonos celulares. Subió a su habitación, se sentó en el mueble y respiró. No hizo chistes. "A la gente, a veces, hay que hablarle con seriedad y mientras se acerquen las elecciones, me van a ver más serio".

-¿Hasta dónde es posible mirar con humor al país?

-El humor es fantástico como válvula de escape, pero es terrible si sustituye al plan de acción y de participación que deben tener los ciudadanos Es posible hasta el punto en el que restemos seriedad a la necesidad que tenemos de participar, de ponerle el pecho a la situación que estamos viviendo.

-¿Cómo se hace una campaña efectiva en un país polarizado?

-Oye que buena pregunta. ¿Por qué no empiezas con las fáciles? (Risas). Creo que buscando los elementos comunes que ambos lados necesitamos, a los que todos estamos apelando. Todos los venezolanos por más que pensemos diferente, estamos buscando seguridad, salud. Estamos buscando la paz. Hay que apuntar a eso. Todos debemos rechazar la violencia, debemos rechazar los descalificativos. Definitivamente las campañas, sean como sean, tienen que ser campañas de inclusión. Es una labor difícil, pero no es una labor imposible.

-¿Usted vive de la política?

-Yo, como todo venezolano vivo con la política, más no vivo de ella.

-¿Por qué el humor como forma de opinión?

-Para mí, creativamente, se me hace una herramienta fácil para trabajar. Es mi forma de expresarme. Mi manera de decir cosas. Mi forma de alzar la voz. Además es un ejercicio de inteligencia que se transforma en reto. Es un reto cada día, revisar los periódicos, leer las noticias y buscar la manera de cómo comunicar eso en la clave de humor que la gente espera de mí el día de mañana.

-¿Tarda en transformar una noticia seria, en humor?

-A veces sí y a veces no. Hay algunas que más cuestan. Yo por ejemplo tengo temas prohibidos como la religión, las tragedias y donde están involucrados los valores nacionales. Son las que más me cuestan. Por ejemplo, hoy en día me cuesta mucho hacer un chiste sobre Pastor Maldonado. Pastor es un muchacho, es un deportista que escogió la Fórmula 1 como el deporte que le atrae y esa es su decisión y por otro lado hay una inversión de PDVSA tan fuerte en sostener la carrera de este muchacho que merece todo el apoyo del mundo. Pero vivimos momentos tan duros en el país que uno también se pone a sacar cuentas y dice por qué no poner ese dinero en donde podamos apoyar a más gente. Trato de ser lo más justo posible aunque el humor tiene una particularidad, y es que siempre hiere a alguien.

-¿Qué slogan usaría usted para la reconstrucción del país?

-Yo creo que estamos en un momento tan caótico que no sé cómo traducirlo en slogan. Te puedo decir que el candidato que prometa cumplir cabalmente con la Constitución, ya para nosotros genera un ¡wooow!. Alguien que nos diga: yo les juro que no voy a hacer nada que esté fuera de la Constitución: ¡Ese es el tipo!

-¿Qué le recomendaría al próximo Presidente de Venezuela?

-Que no nos falle. Porque si no, no es que la historia lo absolverá. No quiero ni imaginar lo que pueda pasar si el próximo Presidente, del cambio, traiciona la fe que los venezolanos vamos a depositar en él. Y no creo que lo haga. Es un momento de esos histórico en 3D, histórico en HD, histórico en todas las dimensiones posibles.

-¿Qué es lo mejor que el Presidente Hugo Chávez le ha dejado a Venezuela?

-Una lección que espero no nos permita volver a caer en el mismo hueco.Un aprendizaje fuerte, heridas grandes. Con toda seguridad habrá un lado positivo que verle a este asunto y es que los venezolanos vamos a tener que hacer un gran esfuerzo por reunirnos y apelar a lo más esencial de nuestra condición como venezolanos para lograrlo. Yo no creo que para amar a la patria, o para ser nacionalistas, o para estar orgullosos de nuestro folklore, haya sido necesario llegar a donde nos llevaron. Todos amamos a Venezuela tal y como es sin sembrar odios, ni estar dividiéndonos por clase, o expropiando cosas.

-¿Después de Hugo Chávez qué?

-Con Chávez tocamos fondo. Después de Chávez todo va para arriba.

-¿Si el Presidente Chávez se queda, Chataing se va?

-No. Jamás. No señor. Si Chávez se queda seguiremos acá defendiendo las cosas en las que creemos, respetando a los que piensan distinto. Porque si se queda espero que sea porque quienes piensan distinto son mayoría y si así fuera, pues hay que convivir con eso. De eso trata la democracia.

-¿Por qué considera que el Gobierno cierra medios de comunicación?

-Porque encuentra que el resultado de su trabajo y de su gestión no convive con la proyección que tiene de poder para los años futuros y cualquier cosa que ponga en tres y dos su permanencia en el poder es una amenaza. Los medios de comunicación, comunican lo que está pasando y si eso es una amenaza para Chávez, pues es probable que por eso lo esté haciendo.

-Hay periodistas que tuvieron que salir de Medios de Comunicación y Medios de Comunicación que sacaron de su plantilla a periodistas, presuntamente porque tocan temas álgidos que van en contra de la línea del Gobierno. ¿Usted se autocensura ante ese escenario?

-Yo no me autocensuro. Yo encuentro eso como un reto. Me parece un momento, sobre todo para personas que como yo trabajamos con humor, para decir las cosas de una manera en la que podamos mantenernos al frente. De nada servimos si nos detonamos o nos inmolamos y ¡pum! estamos fuera de los medios. Es importante que comprendamos la dificultad que atravesamos hoy día, la dificultad que atraviesan los medios para los que trabajamos y busquemos la forma de seguir comunicando.

-En un cara a cara con el Presidente Chávez, ¿qué es lo primero que le preguntaría?

-¿Por qué? ¿Por qué hace lo que hace? ¿Por qué hizo lo que hizo? Por qué con un apoyo tan grande, con una fe de cambio, la cual nunca compartí, nos hizo lo que nos hizo. Por qué transformó la fe de los venezolanos en un sentimiento tan amargo, en un odio tan grande.

-¿La oposición en Venezuela es majunche, oligarca o pitiyanqui?

-Ninguna de las anteriores.


-¿Qué calificativo le daría a la oposición en Venezuela?


-(Piensa) Distinta al oficialismo. Tiene una visión de país diferente. Y con el oficialismo no me refiero a los gobernantes, sino a la gente que congenia con el oficialismo. Gente que tiene su razón de ser, que cree todavía en este Gobierno y eso yo tengo que respetarlo.

-¿Qué le falta a la oposición en Venezuela para ser más efectiva?

-La unidad. Cada vez se vislumbra un poquito más cerca. La coherencia, que es tan necesaria para con el mensaje que hay que enviar y definitivamente a partir de las primarias ya es un punto de partida en el cual vamos a ver si contamos con una oposición que va a ganar o si contamos con un país que se va a estancar.

-Usted regularmente hace chistes pero no se ríe. ¿Usted llora?

-Mucho. Yo soy un llorón y en la medida en que pasan los años lloro más. Yo he llorado mucho por mi país, la verdad. La situación me ha llevado a un punto en el cual yo me he sorprendido porque a mi me duele Venezuela, pero nunca había llorado por ella. De un tiempo para acá he llorado como unas dos o tres veces en circunstancias bien puntuales.

-¿En cuáles específicamente?

-En momentos álgidos, porque yo trabajo con la información, yo soy comunicador y gracias a Dios tengo la fortuna de tener contacto con la gente que me escucha o que me lee y me llegan sus historias, me las comentan. Tengo también la suerte de recorrer mucho el país. Yo parezco precandidato y no lo soy. Y me cargo de la desesperanza y de las injusticias y leo las historias de gente que está presa bajo una circunstancia no muy clara y eso a uno lo estresa y lo agota. A veces me siento como los medium, estos sujetos que ponen a hablar a los vivos con los muertos, entonces la noticia la agarro, la sobo, la traduzco en algo que tal vez funcione con un poco más de humor y ayude a los demás a convivir un poco más con ella, pero en el medio, queda uno extenuado.

-¿Chataing para el 2018?

- Para el 2018 no, pero sí para más adelante.

El pajarito de Chataing

-¿El Twitter como forma de vida?

-Como herramienta de comunicación.

-¿Dice en Twitter lo que es capaz de sostener en persona?

-Todo lo que yo digo en Twitter, en su amplia mayoría, proviene del trabajo que escribo y que comento en radio. Si ustedes lo leyeron en Twitter es probable que lo hayan escuchado primero en mi programa.

-¿El twitt que sueña escribir?

-En el 2012. Llegó la era del cambio.

-Va a ser papá ¿quiere que su hijo nazca en Venezuela?

-Definitivamente.

-¿Cómo se va a llamar?
-Si fuera niño, por los momentos, Luis Ignacio y si fuera hembra estamos entre Paula o Nicole.

Para el 2012

*Pablo Pérez: Contundente.

*Henrique Capriles: Sereno.

*Leopoldo López: Luchador.

*María Corina: Valiente.
*Diego Arria. Experimentado.
*Pablo Medina. Zorro viejo.




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela