Hugo, thinking green





Querido Hugo -me cuesta decirte “querido”, aunque sea echando vainas. Pensaba que había perdido la capacidad de asombro al escuchar cualquier sandez proveniente de tu ya desgastada retórica. Tu polimorfa personalidad te ha dado para hablar de cualquier cosa, pasando por política nacional e internacional, música -que también entonas-, deportes, gastronomía, ingeniería, Derecho, medicina, agricultura, artes militares y mil tópicos más; o dicho en otras palabras, has esgrimido una capacidad de hablar “paja” que mataría de envidia a cualquier conductor de un programa maratónico sabatino.

Lo que no esperaba es que en este caos que sobrevivimos día a día los venezolanos, con olor a pobreza y a muerte en manos del hampa, ibas a adjudicar la responsabilidad de las fallas del sistema eléctrico nacional y la dotación de agua al fenómeno climático “El Niño” y al desmedido incremento en el consumo de estos insumos básicos. A partir de ahora tenemos que “calarnos” a un comandante-Presidente ecologista. Tu cinismo sin límites nos invita a bañarnos en tres minutos o a asumir que una totuma de agua es más que suficiente para quitarnos la mugre de encima. Me imagino, que más pronto que tarde, ante la inminente escasez que se nos avecina por tu desastroso manejo del presupuesto nacional y el estrangulamiento cada vez mayor del sector privado, nos dirás también que con un cuadrito de papel higiénico es más que suficiente.

Piensas seguir engañando al pueblo que compró las esperanzas que vendías, ofreciendo un horizonte diferente, de inclusión y equidad, a aquellos que habían sido golpeados sin contemplación por los regímenes precedentes. Tu legado, casi 11 años después, es una totuma de agua para bañar la dignidad del pueblo. ¿Sabes cómo es la vaina? Yo, en lo particular, ¡me rebelo! Nadie, y menos tú, va decirme cómo tengo que bañarme. Y te lo advierto, pana, ¡ni se te ocurra mencionar lo del papel toilette!, mira que a los venezolanos si algo nos queda es nuestra adhesión por la limpieza, el buen olor; y en el caso de las señoras, la pinta y el maquillaje.

Te lo dije hace tiempo, cuando estabas con la pendejada de Polar, ¡no te metas con la cerveza! Ahora te lo vuelvo a avisar, ¡no te metas con nuestro aseo y apariencia!; estás jugando con fuego. Mira que más del 60% de los venezolanos no estamos contigo y tampoco somos como los “bolsas” de la oposición, que vamos a salir corriendo ante “tus bullas”. Chico, por tu madre, ¡ponte a gobernar de una vez y deja de hablar tanta paja!


Original aqui

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela