Estamos mal, pero al paso que vamos, creo que vamos a peor.



Escribo esto, ya que, en nuestra bella Venezuela, existía un problema entre chavistas y oposición hasta hace como 3 años atrás, ahora bien, desde la muerte del presidente intergaláctico, han estado ocurriendo una serie de fenómenos muy bien calculados, de manera que pueden ir borrando todo lo poco que pudo haber creado el señor Chávez, muy sutilmente, por ejemplo el caso de los peajes, que fueron eliminados y aquello fue una fiesta la eliminación de los mismos, hoy no estando el de cujus, volvieron a activar los peajes, algo igual pasó con la carta democrática, la cual fue firmada y ratificada por la nación en el año 2002, con la sana intensión de cuidar las democracias, hoy no existiendo uno de sus creadores, los legatarios se les ocurre salirse de la misma y denunciarla, ahora hay que esperar dos años para que el país quede fuera completamente de eso.

Pero todo transcurría en el ir y venir de las peleas de barrio de las dos partes actoras, y el país seguía partido en dos pedazos, con el pasar de los días, y ayudado con las protestas del país, que ya están catalogada como una de las más largas que han ocurrido en el mundo contra un gobierno establecido, nacen dos nuevas vertientes para complicar más las cosas, una es la Chavista, que apoyaron al difunto, y la otra es la llamada NI NI, que ni es chavista, ni madurista y tampoco de la oposición actual llamada MUD. En ese orden de ideas, llegan  a mi mente el nuevo enfrentamiento que se viene, cuando los madurista atacan a los chavistas llamándolos de traidores, y la MUD los llaman asesinos, y a los otros ni los nombran, pero tampoco los toman en cuenta, así como también los de la MUD, se enfrentan al gobierno armado por la guardia nacional, que en este momento se convirtieron en los primeros violadores de los Derechos Humanos en todo Latinoamérica.

Mientras esto sucede, el país se va despedazando producto de la falta de inversión privada, empresas cerradas o expropiadas y quebradas, alto costo de la vida, corrupción en alto grado, falta de medicinas, hospitales no funcionan, los poderes están paralizados en sus funciones, y solo trabajan en forma política, una inflación que amenaza en llegar a 1.000%, la delincuencia desatada, los policías no cuidan, el gobierno no gobierna, el poder legislativo no lo dejan legislar, el poder moral está desmoralizado, no hay comida en los anaqueles de los supermercados, no hay repuestos para los pocos vehículos que hay en el país, no hay producción de vehículos, los concesionarios funcionan como auto lavados, el sistema bancario desfasado, las personas con un sueldo mínimo no pueden comprar comida, medicina, ropa, al mismo tiempo, cuando ocurrió el caracazo lo que ocurre en este momento no era ni siquiera un apéndice de lo que ocurría en aquellos tiempos.

A lo que le tengo más miedo es al peligro inminente que pueda ocurrir lo que nadie quiere que ocurra, ya que si cada bando se poner a jalar hacia su lado, podría esto terminar como en Ruanda, en el año 1994, donde un pueblo por defender una ideología política y una persona, se asesinaban entre sí,  y eso terminó en una masacre, donde los que sobrevivieron, lo hicieron haciéndose pasar por muertos acostado en los cerros de masacrados que habían para el momento, y donde nadie ganó, fue una gran matanza indiscriminada de tutsis a manos de los soldados y ciudadanos hutus. Habiendo dicho lo anterior, coloco aquí mi granito de arena con el siguiente comentario:

Esto es muy fácil de resolver,
1.- Los abogados que fueron nombrados magistrados exprés en diciembre del año 2015, deben ser destituidos por no haber sido nombrados con el debido proceso y las credenciales respectivas.
2.- Respetar la Asamblea Nacional con sus 112 diputados, y si los de amazonas tienen problemas, llamar a elecciones en ese estado y sacar nuevos diputados.
3.- Respetar las leyes que se hayan creado en la Asamblea Nacional
4.- Los magistrados que rompieron el hilo constitucional con las sentencias 155 y 156 deben ser destituidos y procesados.
5.- Convocar a las elecciones de gobernadores que debieron ser en diciembre del año pasado.
6.- Convocar a las elecciones de alcaldes para este diciembre que viene.


Eso es todo lo que tiene que hacer el gobierno que es el primero que debe dar el ejemplo y la iniciativa de querer aplacar este desastre que tenemos en el país, pero es el poder ejecutivo como mano fuerte del gobierno, dar su ejemplo como buen páter familia, y permitir que las cosas caminen como deben ser, como lo es el respeto a la constitución. 


Jáner Rangel
Escribidor.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela