Venezuela: un país de pobres

Este editorial lo publicamos en Verdades y Rumores el pasado 25 de marzo. Lo refrescamos porque todos los indicadores sociales demuestran que el empobrecimiento de los venezolanos se aceleró y nada hace presumir que esa tendencia será revertida. Lea, compare y decida si nuestras apreciaciones están erradas. 
La crisis que vive Venezuela es tan, pero tan particular, que está cambiando todos los paradigmas conocidos en cuanto a la pobreza y sus características. Para algo está sirviendo la actual coyuntura, aunque no resulte en algo positivo para el ciudadano.
Si consultamos a los economistas, estos nos dirán que la pobreza es un indicador que resulta de la imposibilidad que tienen las personas de cubrir sus necesidades con los ingresos que disponen ¿Le suena conocido eso?
Si pedimos la misma definición a un sociólogo, este nos dirá que se trata de un estado de insatisfacción casi total de las necesidades de una persona y su núcleo familiar. Y cuando se habla de necesidades, no sólo se refiere a la alimentación, sino también a un conjunto  de otras aspiraciones, como por ejemplo la recreación ¿Le suena conocido también?
Normalmente cuando hablamos de pobreza se piensa de inmediato en todas aquellas personas que sobreviven con salarios mínimos o con ingresos esporádicos, habitan en viviendas muy humildes, de pronto ubicadas en zonas de riesgo y hasta en comunidades peligrosas y con escasa dotación de servicios públicos. Todo eso está cambiando en Venezuela.
Y está cambiando, porque en Venezuela la pobreza no sólo tiene que ver con todo eso que hemos descrito. Es tan particular lo que estamos viviendo los venezolanos que ahora la mayoría está entrando en una nueva categoría de pobreza que de pronto aún no tiene nombre, pero que está creciendo aceleradamente.
En Venezuela hay pobres que tienen un  trabajo que técnicamente está por encima de los cargos más bajos, educadores por ejemplo, viven en una casa ubicada en alguna zona de clase media y hasta tienen un vehículo para movilizarse ¿Por qué son pobres si tienen todo eso?
Son pobres porque sus ingresos no alcanzan para costear las necesidades de alimentación, educación, salud y recreación, entre otros y deben depender de un costoso endeudamiento para poder pedalear la crisis ¿Le suena conocido ese “estatus”?
Pero además carecen de la capacidad de reposición o renovación. Por ejemplo, no pueden ampliar la vivienda actual o comprar otra en una mejor zona y con mayores comodidades. Si se les daña un electrodoméstico, no tendrá la capacidad para pagar su reparación y mucho menos para sustituirlo. Del carro es mejor no hablar, para no herir susceptibilidades
Pero la tragedia aún no está completa, porque ahora también se habla de pobreza de entorno y que tiene que ver con las condiciones que te rodean como persona que forma parte de una sociedad y que marcan tu calidad de vida, aspiraciones, necesidades y hasta los miedos.
En Venezuela el entorno te empobrece con escasez, inflación, inseguridad y sobre todo con la pérdida de esperanza y fe un futuro mejor en tu país y  por eso cada día son más los que planean emigrar en la búsqueda de oportunidades que ya aquí no consiguen. Pero también ese entorno lleno de distorsiones te rodea de actividades ilegales, como por ejemplo el bachaqueo y hasta muchas personas prefieren dejar su trabajo de toda la vida, con el fin de dedicarse al contrabando.
Lamentablemente Venezuela es un país de pobres en su mayoría, mientras los vivos que se enriquecen con la corrupción y aprovechan la impunidad, cada día son más ricos y pueden financiar grandes oportunidades en otros países. El concepto tradicional de pobreza está cambiando al mismo ritmo que crece la crisis en nuestro país.
¿Somos o no un país de pobres?


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS