Reforma a sangre y fuego

Reforma a sangre y fuego

Alberto Pineda /Abogado / politemas@gmail.com

El Gobierno en su desespero, que lo causa el rechazo al proyecto de reforma constitucional, ha llegado a la conclusión que la única forma de poder ganar el 2 de diciembre con el "Sí" es provocando la abstención. Para ello decidió enfilar todas sus fuerzas represivas a combatir a sangre y fuego las manifestaciones estudiantiles, buscando desmontar el movimiento que se ha organizado en las universidades para combatirla. Sembrar el miedo en la oposición que la desmovilice y la sume a la tendencia abstencionista. Aprovechar la coyuntura para acentuar la cacería y el espionaje en el sector militar, circunstancia esta que se radicaliza a raíz del pronunciamiento del general Baduel, el que fue inesperado, sorpresivo y que ha creado toda una expectativa dentro de los cuarteles en torno a cuál será el papel que en definitiva asumirán los militares. La debilidad de las movilizaciones oficialistas en la campaña a favor del "Sí" tiene desesperado a Chávez. El rotundo fracaso de la organización del PSUV ha impulsado al Gobierno a reprimir con todos los instrumentos de que dispone el éxito que la oposición ha venido acumulando a favor del "No".

Las marchas estudiantiles y la concentración en la avenida Victoria, organizada por el movimiento de la Resistencia, le aflojó los esfínteres a Hugo Chávez y su camarilla. La orden es quebrar, reprimir y hasta matar como ya lo hemos visto, con el asalto a la Universidad Central y de Los Andes. Saldo de muertos y heridos es lo que ha dejado la tarea que se ha impuesto llevar a cabo a como dé lugar el heredero del cinismo rangeliano, quien con su porte e imagen de falso y mentiroso y haciendo gala de sus mejores torpezas e ignorancia quiso atribuirle a los estudiantes universitarios las responsabilidades por lo ocurrido en la UCV. Qué clase de carroñada. Están derrotados y ellos lo saben. Chávez no podrá someter a los venezolanos a sus designios totalitarios y comunistas. Habrá más muertes, pero por cada uno que caiga otro se levantará para arriar la bandera de la libertad. Los corruptos están temblando, porque en sus miedos se han visto huyendo, buscando dónde meterse. No habrá muchas embajadas y sí muchos tribunales en el mundo para apresarlos y enjuiciarlos. Los crímenes cometidos tendrán castigo, de eso no hay duda. El Presidente de los seis millones de votos... le tiene miedo a los que él califico como "hijos de papá" desconociendo con deliberado propósito de dónde nace la idea libertaria de esos muchachos. La misma que inspiró a nuestros libertadores. Un "No" a la tiranía.

http://www.laverdad.com/detallenew.asp?idcat=2&idnot=64376

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela